LAWRS es miembro del Grupo Directivo y una de las organizaciones precursoras de la Campaña No Recourse to Public Funds, actualmente integrada por más de 30 organizaciones de mujeres.

El 1 de abril de 2012, la Campaña para abolir No Recourse to Public Funds logró una gran victoria cuando el Ministerio del Interior introdujo la concesión de violencia doméstica por indigencia (DDV) para víctimas de violencia doméstica con visas de esposa. La concesión, sin embargo, no cubre a víctimas con otros estatus legales. Seguimos presionando activamente para obtener fondos públicos para permitir que todas las mujeres puedan liberarse de la violencia y el abuso, independientemente de su estatus migratorio.

Una de las áreas que aún debe abordar el gobierno del Reino Unido es el caso de las mujeres víctimas de violencia o abuso doméstico sin acceso a fondos públicos. En LAWRS trabajamos con demasiada frecuencia casos de mujeres que son sometidas a abuso físico, psicológico o financiero, pero que no tienen acceso a ninguna ayuda. También enfrentan barreras culturales y lingüísticas y les resulta aún más difícil pedir ayuda o acceder a ella. Estas mujeres también deberían poder proteger su vida, integridad y seguridad.

Carolina Gottardo – Directora de LAWRS

 

La Campaña continúa luchando por aquellas mujeres que aún no están cubiertas por estas concesiones y pide al Ministerio del Interior y otros organismos relevantes que:

  1. Aseguren la implementación efectiva de la concesión DDV. Esto incluye:
  • Ampliar el régimen de 3 a 6 meses
  • Acelerar las aplicaciones a beneficios
  • Monitoreo de solicitantes por el Departament of Work and Pensions (DWP) 
  • Capacitación de profesionales, incluidos funcionarios del Job Centre Plus (JCP), DWP, la UKBA y los departamentos de vivienda de las autoridades locales sobre el nuevo esquema, junto con los miembros de la campaña.
  • Acceso a aplicaciones por teléfono, en lugar de solo en línea, en UKBA y JCP / DWP.
  • Que el Ministerio del Interior y JCP proporcionen servicios de interpretación profesional para los solicitantes que necesitan este servicio.
  • Las organizaciones de mujeres, en particular los servicios especializados para mujeres BME, cuentan con la financiación adecuada para brindar asesoramiento y asistencia para que las víctimas puedan acceder a las prestaciones y la vivienda del nuevo régimen.
  1. Brindar beneficios y vivienda pública, y el derecho a un asentamiento permanente, para todas las víctimas de violencia y explotación de género. Mientras tanto, se debería establecer un proyecto piloto del Ministerio del Interior similar al anterior Proyecto Sojourner (que proporcionaba gastos de vivienda y de subsistencia limitados para las víctimas de violencia doméstica con visas de cónyuge entre 2009 y 2012).
  2. Brindar asistencia legal a todas las víctimas de violencia y explotación de género con problemas migratorios.
  3. Abolir el período de prueba ya que mantiene a las víctimas en situaciones vulnerables y abusivas durante períodos prolongados.

La Campaña para Abolir el No Recurso a Fondos Públicos está integrada actualmente por 27 organizaciones miembros. Está presidido por Southall Black Sisters y organizado por Women’s Resource Centre.